Villamediana de Iregua

Historia

El origen de su nombre parece claramente latino, “Villa-Metrana”, Villamediana recibe este nombre por hallarse, según refiere el investigador José Mª Ruiz Galarreta de una “villa intermedia” entre los poblados de Varea y Alberite por los que pasaba la calzada romana (Varea) que llevaba hasta Numancia (Soria). Villamediana de Iregua (río de agua) estaba habitada en época de los romanos, según lo atestiguan los restos de cerámica y enterramientos hallados en la zona. También existen indicios de que en la zona hubo un asentamiento templario en un cerro situado a la izquierda de la entrada a Villamediana desde Logroño.

Con su nombre actual figura en una escritura fechada en 1056 y suscrita por “Zabeth barba-rubia et Joannes Longo de Villamediana testis”. En el testamento de la reina doña Estefanía, viuda de García IV el de Nájera muerto en la batalla de Atapuerca en 1054, figura como heredera del señorío de Villamediana su hija Ermesinda, quien años más tarde y en colaboración con su hermano Ramón asesinó al rey Sancho el Noble en Peñalén (1076), hermano de ambos.

Fue aldea de Logroño, con quien mantuvo numerosos pleitos sobre arrendamientos de pastos, heredades, aprovechamiento de aguas, etc., hasta que ambas partes litigantes llegaron a una concordia fechada el 30 de diciembre de 1597 (publicada por don Lope Toledo en el número 54, Revista “Berceo”). Villamediana se enfrentó a Logroño  durante el siglo XVI para lograr su independencia y en el siglo XVII la localidad consiguió que los nuevos alcaldes juraran su cargo en la localidad y no en Logroño. No fue hasta 1680, cuando Villamediana logró su independencia de Logroño, con la categoría de villa, dejando de ser considerada como aldea.

En el censo de población de la Corona de Castilla del siglo XVI aparece empadronada como aldea de Logroño con 200 vecinos, alrededor de 1.000 habitantes. El Diccionario Geográfico publicado en Barcelona en 1830 registró 240 vecinos, unas 1.200 almas; y el censo de la nueva provincia de Logroño de mediados del XIX señala 276 vecinos, 1.380 almas. En esas fechas Villamediana disponía de un hospital.

Villamediana fue villa de realengo. Hasta la creación de la provincia de Logroño por Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 y su posterior división en nueve partidos judiciales por Real Decreto de 21 de abril de 1834, perteneció al antiguo partido de Logroño en la provincia de Burgos.

Villamediana es cuna de don Federico Martínez Arenzana, nacido en 1841; participo en la guerra de África con el grado de brigadier a las órdenes del general Prim y de O,donnell, por cuya valiosa actuación obtuvo dos cruces laureadas de San Fernando; y también don Pedro Ruiz de Santolaya, célebre doctor en medicina y cirugía que defendió en Madrid las propiedades del vino en alimento humano, por lo que recibió la Medalla del Mérito Agrícola.

Gobierno de La Rioja